España vista por una corresponsal

Hace unas semanas tuve ocasión de escuchar a la corresponsal de Les Echos en España, Cecile Thibaud, referirse a su percepción de la comunicación en nuestro país. Una perspectiva interesante, por diferente, y en cierta medida más «alejada» a nuestra habitual manera de percibirnos.

En sus palabras se refirió a una «falta de confianza» que hace que España (y sus organizaciones, sean públicas o privadas) proyecte su imagen en el exterior mucho menos de lo que podría hacerlo y, desde luego, mucho menos de lo que otros países lo hacen.

Lo explicaba en el marco de una jornada organizada por Dircom, la Asociación de Directivos de Comunicación, bajo el título de ‘Los Profesionales de la Comunicación en Europa’ y en la que se presentaba un estudio europeo sobre el estado y percepción de esta profesión, la Comunicación, realizado por Euprera, la red de estudio de la comunicación a nivel europeo.

Preguntada por su relación con las empresas y organizaciones españolas, Thibaud reconocía: «Los corresponsales no somos su campo de trabajo ya que están más centrados en los medios españoles». Por ello, los periodistas internacionales, a su juicio, suponen «una complicación» para las organizaciones en nuestro país y «no se ve valor en proyectar información fuera de España».

En Francia, la percepción de España es la de «un país que evoluciona muy rápidamente, con subidas y caídas muy rápidas (frente a la mayor estabilidad francesa) pero que tiene cierta cohesión».

En este sentido, a su juicio, la percepción es la de que «España no es Grecia o Portugal, no ha necesitado un rescate y ha tenido más espalda para soportar las dificultades de la crisis a pesar de los problemas territoriales».

Falta de confianza

Lo cierto es que España tiene una «mucho mejor imagen de la que se publica en Europa». Asimismo le sorprende «la poca presencia de España en la escena europea» y para ejemplificarlo se refiere a la presencia portuguesa en las instituciones europeas.

De este modo, para Thibaud, «España no es tan proactiva como podría, quizá por una falta de confianza de los españoles».

«Falta confianza para proyectar una imagen internacional de España, como sí han hecho con éxito italianos y portugueses». Sin duda, en la reivindicación y proyección de esta imagen todas las organizaciones, públicas y privadas, tienen mucho que hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *